Al flaco dale las gracias…